Un grupo de teatro camargués consigue el premio Buero de Teatro Joven

cropped-cropped-cabecera-blog

El grupo de teatro del IES Ría del Carmen ha sido galardonado con el primer premio Buero de Teatro Joven de Cantabria en su décimo octava edición por la adaptación que ha realizado de la obra clásica “El perro del hortelano” de Lope de Vega.La gala de entrega de los premios tendrá lugar el viernes, 3 de junio a las 18:30 en el Palacio de Congesos RIOJAFORUM de Logroño.
Se trata del cuarto galardón de esta convocatoria que obtiene este grupo de teatro escolar, puesto que el año pasado obtuvo el mismo galardón con la obra Dinero, de Aristófanes, así como del segundo galardón que obtiene de la mano de su actual directora Elena Galiano. Este grupo teatral fue también premiado en años 2011 y 2012, en la etapa en que estaba dirigido por el profesor Juan Manuel Freire.

¡Bienvenidos a Camargo!

e077736f289c2ef3244a196f83f469b9_XL

Durante estos días el personal del Ayuntamiento de Camargo está restaurando viejas señalizaciones y colocando otras nuevas de las señales que dan la bienvenida al municipio de Camargo desde diferentes puntos de acceso. Muchas de ellas se encontraban en mal estado de conservación y estos días se está renovando su imagen, que incluye el nombre del municipio así como el escudo de armas.

fb_img_1462138509819

Los próximos días 7 y 8 de mayo el Alto Maliaño se prepara para festejar la décimo sexta edición del Festival del Cachón, un fiesta de reciente creación en torno a la figura del cachón, este particular cefalópodo de la bahía de Santander y que dio buena fama a los habitantes de Maliaño en otro tiempo debido a su buen arte a la hora de su pesca.

Varios son los actos que están programados en esta edición: concurso de dibujo, gimkana del cachón y otros sin olvidar la degustación en Punta Parayas de un plato de cachón con patatas.

Fiestas de Santa Cruz en Escobedo

Los días 30 de abril y 3 de mayo la localidad camarguesa de Escobedo celebra la fiesta de  Santa Cruz con un variado programa de actos.  Los actos comenzarán el sábado 30 de abril desde el mediodía e incluye pinchos y cena en el apartado gastronómico, romería y verbena así como hinchables para los más pequeños. El martes 3 de mayo se reserva para los actos más tradicionales con la misa solemne en la Ermita de Santa Cruz y la actuación de la coral homónima.

Piezas prehistóricas de El Pendo viajan a Bilbao

SONY DSC

El Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC) ha cedido temporalmente cinco piezas de su Colección de Arte Mueble Paleolítico y dos réplicas para la exposición temporal ‘Arte en las cuevas. Arte contemporáneo” que organiza el Museo Arqueológico de Bilbao.

Las piezas que se prestan provienen de tres yacimientos cántabros: El Pendo, La Pasiega y La Chora. Entre ellas, destaca la hallada en la cueva de El Pendo durante las excavaciones que realizó el Padre J. Carballo, fundador del MUPAC, entre 1932 y 1934.

Se trata de un fragmento de diáfisis grabado en que se observan dos figuras incompletas. Por un lado, la cabeza y arranque del cuello de un caballo grabado con gran detalle representando la oreja, la crinera, el ojo, el ollar y la boca, además de un fino trazado entrecruzado que rellena la silueta.

La otra figura, más completa, representa un uro dibujado con gran precisión, perfectas proporciones y perspectiva. En este caso, el fino entrecruzado remarca el vientre y la zona dorsal. El uro es un animal muy poco representado en el arte mueble paleolítico, lo que hace de esta una pieza realmente excepcional.

Esta cesión temporal se enmarca en uno de los objetivos clave del museo, como es la difusión del patrimonio arqueológico y su puesta a disposición para disfrute de la sociedad, además de fomentar la colaboración con otras instituciones, según destaca la Consejería de Cultura en nota de prensa.

La muestra bilbaína pretende tender un puente entre el presente y el pasado a través del arte y de la convivencia en un mismo espacio de las obras de la artista contemporánea Maximina Espeso con otras concebidas por nuestros antepasados hace 15.000 años y recuperadas por los arqueólogos.

La exposición, inaugurada el pasado jueves, podrá visitarse hasta el 14 de agosto en el horario de apertura del museo: de martes a sábado de 10 a 14 y de 16 a 19:30 horas, y los domingos de 10:30 a 14 horas.

Comienza el 2 de mayo de 2016

13087544_1597709163852863_4892545690157532558_n

El casco urbano de Maliaño y Muriedas así como el Museo Etnográfico de Cantabria serán los principales escenarios de la fiesta homenaje a Pedro Velarde que se celebrará del 27 de abril al 2 de mayo. Este año la fiesta se centra en celebrar la época de Pedro Velarde desde las formas de vida y las tradiciones culturales del pueblo, aspirando a convertirse en una fiesta de hermandad y convivencia entre los pueblos.

Aquí os dejamos el PROGRAMA DE FIESTAS

Los scouts católicos de Cantabria se reúnen en Cacicedo

cartel-san-jorge

Los Scouts Católicos de Cantabria M.S.C. organizan encuentro scout San Jorge el próximo sábado 23 de abril en el colegio Mateo Escagedo de Cacicedo, en Camargo, al que acudirán 300 niños y jóvenes de Santander (Grupos Scouts Santiago, Santo Cristo y Vivak-Santa Lucía), Camargo Grupos Scouts Cachón de Maliaño y Escobedo), Torrelavega (Grupo Scout Covadonga) y Reocín (Grupo Scout Helvaqui). Así, los siete grupos scouts de Scouts Católicos de Cantabria MSC  pasarán una jornada disfrutando con actividades educativas y lúdicas para celebrar a su patrón, San Jorge. En caso de lluvia, está previsto que las actividades se trasladen al pabellón situado junto al colegio Mateo Escagedo.

Este encuentro comenzará el sábado a  partir de las 10.30 h con la  bienvenida oficial y el comienzo de la animación. Posteriormente se iniciarán las actividades para niños y jóvenes con juegos de presentación y una animada kermesse. El sábado por la tarde estará dedicado a un momento reflexivo y a realizar el final de la animación. Acto seguido tendrá lugar un concierto musical a cargo del artista Mario San Miguel. Los actos finalizarán con el tradicional canto del adiós scout.

Este encuentro está organizado por Scouts Católicos de Cantabria MSC, una asociación que pertenece al Movimiento Scout Católico, una de las principales organizaciones juveniles de España. Mediante la educación inspirada en los valores que emanan de  la fe, la  Ley y la Promesa Scout, estos grupos scouts  trabajan durante todo el año en  los fines de semana en las parroquias de Cantabria con niños y jóvenes entre los 6 y los 18 años en el campo del tiempo libre educativo, bajo la coordinación de un centenar de educadores scouts voluntarios.

La asociación agradece también la colaboración prestada por el Ayuntamiento de Cabezón de Camargo para el desarrollo de la actividad.

La alquitara, pieza de abril en el METCAN

alquitara-metcan

La alquitara se ha convertido en la pieza destacada del mes de abril en el METCAN. Este objeto,  uno de los objetos más representativos de la etnografía cántabra utilizado para la destilación del orujo, procede de Potes y está realizado en cobre

 

El orujo es un aguardiente que alcanza alrededor de 50 grados procedente de la vid. Se obtiene del “brujo”, masa compuesta por los restos de la vinificación tales como las pepitas, los racimos o los hollejos. Tradicionalmente se destilaba con alquitaras itinerantes, aunque desde finales de los ochenta se produce con alquitaras fijas de manera industrial.

La vid es uno de los cultivos más extendidos a nivel mundial y el vino una de las bebidas más consumidas. Originaria de Asia, la vid ha sido cultivada por las principales civilizaciones de la antigüedad como la Mesopotámica o el Antiguo Egipto; fenicios, griegos y romanos, serán a su vez, los encargados de extenderla por el conjunto de Europa.

La vid es una planta muy adaptable, pero sus mayores rendimientos se obtienen en climas mediterráneos, por lo que la cornisa cantábrica históricamente no reunía las condiciones idóneas para su producción. No obstante, Liébana ha sido una excepción al poseer un microclima que no es ni mediterráneo ni oceánico,  causado por su particular orografía al estar protegida por los Picos de Europa y la Cordillera Cantábrica, que convierten a la comarca en una zona idónea para el cultivo de la vid.

Los orígenes de dicho cultivo en Liébana y en el conjunto de la región cantábrica son lejanos y tenemos pocos datos al respecto. Es probable que fueran los romanos los que lo introdujesen teniendo en cuenta su gran afición al vino. La documentación histórica atestigua que era una planta asentada en la comarca de Liébana durante la Edad Media, como lo atestigua la primera mención en un documento del Monasterio de Santo Toribio de Liébana del año 826.

El viñedo alcanzó una gran expansión en Liébana durante la Edad Media y la Edad Moderna, debido a su enorme capacidad de comercialización, a su empleo en las actividades litúrgicas, a las políticas proteccionistas llevadas a cabo que limitaban la entrada de vino foráneo y por constituir, además, un complemento calórico fundamental en la escasa dieta de la época.  La producción fue siempre muy elevada, pese a que la extensión de los viñedos fuera menor que la tierra de labranza, por lo que buena parte se exportaba al litoral cantábrico. No obstante, el uso de los viñedos lebaniegos para la comercialización, no se hizo mayoritario hasta las desamortizaciones de Mendizábal y Madoz durante el reinado de Isabel II, cuando numerosos viñedos fueron adquiridos por una burguesía mercantil tendente a su explotación comercial. La situación cambió a partir de mediados del siglo XIX a causa, entre otros factores,  de la llegada de nuevas enfermedades que afectaron a las viñas (oidio y mildiu),  a la competencia de los productos foráneos y a la plaga de filoxera que penetró en Cantabria por Líébana, procedente de León, en 1906. Las vides, desde mediados del siglo XIX, fueron sustituidas por prados, convirtiéndose en un cultivo residual.

Originalmente el orujo estaba supeditado al vino lebaniego que se destilaba para encabezar el vino, de baja graduación, y elevar el contenido alcohólico. Poco a poco fue ganando importancia para la comarca, principalmente porque su vino no era de gran calidad debido a su aspereza pero, por el contrario, producían un “brujo” de excelentes propiedades para la elaboración del aguardiente (el problema radica en que para producir un buen orujo es necesario disminuir la calidad del vino ya que se tiene que introducir el raspón, estructura vegetal de la uva, durante la fermentación). Además, la producción del orujo no se vio tan perjudicada por la competencia y la filoxera como la de vino porque su consumo tenía un carácter más familiar. No había familia lebaniega que se preciase que no tuviera una alquitara para elaborar el aguardiente en casa, que era lo primero que se tomaba por la mañana, junto con un trozo de pan: lo que se conocía como “tomar la parva”.

El orujo tiene una gran cantidad de variantes. La principal y tradicional es el orujo blanco producido de la simple destilación del “brujo”, pero también podemos encontrar orujos con añadidos de frutas, de azúcar, de miel o de hierbas. Recientemente también se produce crema de orujo mediante la mezcla con crema de leche, orujo con café o con chocolate.

Para su elaboración se emplea la alquitara, un recipiente de cobre formado por tres cuerpos: la caldera, el capotillo y la copa. El proceso de destilación del aguardiente de manera tradicional consiste en depositar en la caldera paja para evitar que “el brujo” se pegue junto con un poco de vino o agua. A continuación el brujo se deposita encima hasta rellenar la caldera. Tras colocar los otros dos cuerpos y sellar las aberturas con una masa de harina y agua (engrudo), se pone al fuego la caldera con el objetivo de lograr la ebullición del “brujo” que desprende alcohol en estado gaseoso. Para que este alcohol torne a un estado líquido se enfría la copa con agua, de forma que se consigue condensar el vapor y que el líquido pase gota a gota por un largo tubo que deposita el líquido en un garrafón. El proceso de destilación tradicional tardaba unas siete horas y la calidad del aguardiente se comprobaba vertiendo el propio líquido en el fuego, da tal forma, que si ardía rápido se consideraba de buena calidad.

Hoy en día la forma de elaboración del orujo ha variado levemente y las alquitaras tradicionales se han convertido en reliquias museísticas. La causa es el cambio de normativa acaecido en 1985, que prohibió la destilación con alquitaras itinerantes, exigiendo alquitaras fijas. Este cambio en el reglamento fue realizado para adaptarse a la normativa sanitaria de la Unión Europea. No obstante, la producción de orujo no ha hecho más que aumentar con el paso de los años. El Gobierno de Cantabria ha procurado preservar el orujo mediante ayudas, entre las que destaca la aprobación en 1992, de una orden que nombraba al orujo de Liébana con la denominación “Calidad Cantabria”.

El orujo es, junto con el tostadillo, la principal seña de identidad de Liébana. La fiesta del orujo celebrada en Potes el segundo fin de semana de noviembre es actualmente uno de los mayores reclamos turísticos de la región que congrega cada año a miles de personas, habiendo sido declarada Fiesta de Interés Nacional en 2012. En ella, los visitantes pueden degustar diferentes aguardientes y ver el concurso de cata a ciegas entre las orujeras, a cuyo vencedor se le entrega la “Alquitara de oro”.