10 años de panderetas

El tiempo pasa y si no que se lo digan al grupo de pandereteras de la Asociación Genoz, que este próximo fin de semana celebran el décimo aniversario desde su creación, allá por 2007. Para conmemorarlo, nos invitan a un acto muy especial el 20 de mayo a las 20 h en la Casa de Cultura de Genoz en Cacicedo.

El frontil, pieza destacada en mayo del METCAN

El mes de mayo, el Museo Etnográfico de Cantabria, pone de relieve una pieza singular, el frontil, muy característico en una región donde las dificultades del terreno y las faenas agrícolas, impusieron unos determinados aperos y medios de transporte de los que esta pieza fue complemento imprescindible, al requerir la fuerza animal de parejas de bueyes o vacas duendas.
Además de su funcionalidad, los frontiles también tenían un uso meramente ornamental, puesto que eran empleados en ferias o fiestas de gala donde se presentaba al animal, engalanándole con estos adornos, como se puede atestiguar a través del escrito que nos narra el autor del artículo de El Ferial de Maliaño: “Llegando el segundo domingo del mes todos teníamos la misma intención: el ferial. Unos para llevar el ganado previsto, andando desde sus cuadras, llevando del ramal la vaca con la ubre bien henchida, la novilla lustrosa y rellena de carnes, el jato con la prisión o cebilla, la pareja de tudancas bien apretada al yugo con las coyundas y luciendo los frontiles “de feria” (de gala), arreando el dueño con la aguijada su cansino andar…” (MERINO HOYAL).
El frontil ejercía un papel esencial y preciso: cubrir la testuz, parte superior de la frente del animal (vacas duendas, bueyes, toros…), con el fin de aumentar sus posibilidades de tracción  y evitar que toda la fuerza que ejercía al tirar de los carros u otros sistemas de transporte, recayese directamente sobre la parte superior de su cabeza, o se rozase con la coyunda generándole heridas; esta función era también compartida por las melenas, incluso en algunas zonas, ambos términos, frontiles y melenas, participan de la misma definición. A nuestra pieza del mes, se suma, además otra misión: espantar las moscas del ganado.
Los frontiles siempre eran dos piezas idénticas que se colocaban a las dos vacas o bueyes que se uncían a los carros, con la ayuda indispensable del yugo “cornal” al que iban amarrados. Este yugo, fijado al carro antes de atar a la pareja, iba sujeto a los cuernos con una soga o coyunda y no al cuello, como sucede con otras variantes de yugos.
Son muchos los tipos y variados los materiales con los que se realizan los frontiles a los largo y ancho de nuestro país. En Cantabria, el material empleado generalmente  es el cuero al que se puede incorporar pasamanerías y borlas de colores, elementos encargados de espantar las moscas, siendo los más elaborados y ornamentados los llamados frontiles de gala utilizados en las ferias y en los concursos de arrastre.

Llega el Festival del Cachón a Maliaño

Punta Parayas acogerá el próximo domingo los actos principales del XVIII Festival del Cachón que un año más organiza la Asociación Cultural Alto Maliaño que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Camargo, y que arrancará mañana viernes a partir de las 20:00 horas con la degustación de tapas de cachón cuando se pida una consumición en los establecimientos Bar Lery, Bar La Fuente, Bar Rincón de los Duendes, Bar Jovi, Bar Pico Paloma, El Pescador, Punta Parayas y Bar La Escapada.

El sábado a las 7:00 horas se celebrará una salida al mar en homenaje a los cachoneros que servirá además como jornada de convivencia, mientras que de 11:00 a 13:00 horas el Grupo Scout Cachón celebrará una yincana en el patio de la Iglesia de San Juan Bautista en el Alto Maliaño, y en el mismo lugar de 16:00 a 18:30 horas este grupo organizará también las olimpiadas cachoneras.

Finalmente, las actividades del domingo comenzarán a las 12:30 horas junto a las instalaciones del Club de Remo en Punta Parayas con la lectura del pregón que este año correrá a cargo de Fernando Salazar Capa y el nombramiento de los cachoneros y cachoneras mayores, homenajeando así a todos los vecinos del Alto Maliaño que tengan 80 años o los vayan a cumplir durante este 2017.

También en este acto se entregarán los premios del Concurso de Pintura Infantil en el que han podido participar en diferentes categorías niños y niñas de entre 6 y 12 años, que ha tenido como tema el cachón, y cuyo plazo de entrega de originales se cerró ayer miércoles. Y como colofón, todos los presentes podrán degustar de raciones de cachón acompañado de refresco y vino.

Llega la Fiesta homenaje a Pedro Velarde

 

Camargo celebrará, del 27 de abril al 2 de mayo, la ‘Fiesta Homenaje a Pedro Velarde y al Camargo de su tiempo’, con una amplio programa de actividades dirigido a todos los públicos. El objetivo de esta celebración es que estas fiestas sirvan de unión entre pueblos y para el disfrute de todos los vecinos, resaltando el espíritu, las costumbres y la forma de vivir de aquellos años.

Los arrancarán el viernes 28 de abril con la inauguración a las 17 horas del Mercado Tradicional Montañés ‘Homenaje a Pedro Velarde’, que acompañará en los siguientes días desde las 11 horas, y contará con animación musical de época a cargo de las agrupaciones Mégrada Tradicional y Al Tresboliyu, y animación itinerante de personajes populares del siglo XIX a cargo de Rebanal Teatro en la calle Constitución y calle Eulogio Fernández Barros.

A las 20 horas se celebrará un pequeño acto de apertura institucional de las fiestas en el escenario de la Plaza de la Constitución al que seguirá la actuación del Coro San Vicente de Muriedas, que cantará canciones populares de nuestra tierra en homenaje a Velarde, y a continuación un recital de poesía teatralizada a cargo de Absenta Poetas y Rebanal Teatro titulada ‘A España’, original del siglo XIX.

Posteriormente, también en la Plaza de la Constitución, el Coro Tercera Edad de Muriedas cantará habaneras y canciones montañesas y a las 21,15 horas se representará la obra ‘Pinceladas de Velarde’, pieza original de Fernando Rebanal y Joaquín de Diego que recoge cuatro momentos de la vida del héroe durante su infancia y su juventud.

El sábado 29 de abril tras la apertura del mercado, darán comienzo los talleres para niños en la zona infantil de la calle Constitución, a la que seguirá en la misma zona la obra de teatro de guiñol ‘Se armó el 2 de mayo’, que también se podrá volver a disfrutar a las 18 horas. Actividades éstas que se podrán disfrutar a lo largo de los siguientes dos días.

A las 16 horas habrá una espectacular exhibición de deportes populares montañeses para niños y mayores en la Plaza de la Constitución, y a las 19 horas comenzará desde el Parque de Cros el gran desfile que recorrerá el centro urbano y que desembocará en la Plaza de la Constitución.

Tras la llegada del desfile, previsto para las 20 horas, comenzará el gran baile popular, en el que podrán tomar parte todos los vecinos y visitantes en la Plaza de la Constitución. Aquí la Agrupación Folklórica de Camargo será la encargada de abrir el baile, a la que seguirá Gloria Rueda y su escuela que dirigirán los bailes populares de folklore español, mientras que la Escuela de Danza Dantea estará a cargo de los bailes cortesanos y de los bailes de la escuela bolera.

Ese mismo sábado a las 21,00 horas La Rondalla el Cachón de Maliaño cantará temas populares de Cantabria, y a las 21,15 horas se representará la teatralización de la obra poética del autor del siglo XIX Manuel Bretón de los Herreros titulada ‘El Baratero’, a cargo de Rebanal Teatro. Después, a las 21,30 horas ‘Los Hermanos Cosío’ ofrecerán un concierto con temas propios inspirados en la música de la Montaña.

El domingo desde las 11,30 horas se celebrará una exhibición y talleres de esgrima histórica y deportiva para todos los públicos, a cargo de la Sala de Armas Tercio Norte de Maliaño, en la Plaza de la Constitución, junto a distintas agrupaciones de Bilbao, Burgos y Cantabria.

A las 14,15 horas tendrá lugar otro de los actos principales, como es la gran comida popular en la Plaza de la Constitución, en la que se podrá disfrutar de un espectacular asado de vaca con guarnición de patatas fritas y bebida al precio de 2 euros que calcula ofrecer entre 1.200 y 1.500 raciones y repetir “el éxito rotundo del año pasado”. Además, todos los que asistan caracterizados de época disfrutarán de la degustación gratuitamente, y Dantea amenizará la estancia con microespacios de teatro y danza con pases a las 14,15 y 16 horas.

También el domingo a las 20 horas tendrá lugar un recital de canciones populares a cargo de la Coral Mateo Escagedo, y seguidamente Rebanal Teatro presentará la teatralización de la poesía ‘La canción del pirata’ de José de Espronceda. Además, a las 20,30 horas se ofrecerá el espectáculo de danza de Dantea ‘Café Cantante’ exclusivo para esta fiesta, y a las 21,30 horas un recital de música tradicional con Marcos Bárcena y Miguel Cadavieco con sus tradicionales romances, tonadas, coplas picarescas e improvisaciones.

El lunes 1 de mayo, tras las actividades de mañana, destaca a las 18,30 horas en la Plaza de la Constitución el espectáculo de danza de Gloria Rueda exclusivo para esta fiesta ‘Aires de sangre y gloria’ y a las 19,30 horas música coral tradicional con el coro Voz de la Venta, al que seguirá la dramatización del romance recogido por Maza Solano titulado ‘Velarde’. A las 20 horas, tendrá lugar un recital con la música de la época de Pedro Velarde a cargo del Dúo Arcis y a las 21 horas la fiesta se despedirá hasta el próximo año con la obra ‘Pinceladas de Velarde’.

Por último, el martes 2 de mayo, el Museo Etnográfico de Cantabria, casa natal de Pedro Velarde, acogerá desde las 12 horas los actos institucionales de homenaje a Pedro Velarde y a los héroes del 2 de mayo, amenizados con el espectáculo de Dantea ‘Estampas goyescas’.

En abril, la pieza destacada es el tenebrario

El Oficio de Tinieblas u Officium tenebrarum es el servicio litúrgico del oficio divino, dentro del rito romano, que se llevaba a cabo en los tres últimos días de la Semana Santa. Dado que este rezo se enmarcaba dentro de la Liturgia de las Horas, de jueves, viernes y sábado, en ese momento, es decir, durante la conmemoración anual cristiana de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret, se anticipaba a la víspera. Tenía, por lo tanto, la particularidad de hacerse al atardecer, en “tinieblas”, de ahí su nombre. Actualmente, este oficio como tal ha desaparecido salvo en contadas congregaciones y parroquias, siendo lo más habitual la adaptación de algunas de las antiguas particularidades en el ordo del Vaticano II, con el fin de transmitir y de ayudar a comprender el simbolismo de la luz en la noche de Pascua.

La celebración del oficio giraba en torno a un objeto, el tenebrario, instalado en el presbiterio. Este candelabro de forma triangular presentaba las quince velas que se iban apagando progresivamente, lo mismo que las luces del templo, después del canto de los salmos y las lamentaciones del profeta Jeremías (650-585 a.C.). El rito se iniciaba por la vela situada en el ángulo inferior derecho, apagándose el resto al final de cada salmo, alternativamente a uno y otro lado del candelabro; dado que había nueve salmos en los Maitines y cinco en las Laudes, al final sólo quedaba encendida la vela del vértice superior, la más alta del triángulo, que solía ser blanca, en contraposición al resto, de color amarillo. Entonces, se cantaba el Miserere, a la vez que se ocultaba el tenebrario detrás del altar, simbolizando la entrada de Jesús en la sepultura y la consiguiente sumisión en la oscuridad de la Iglesia, en espera de la luz que surgiría en la Vigilia Pascual. Una vez finalizado el salmo penitencial, el clero y los fieles producían estrepitosos sonidos provistos de carracas, matracas y mazucos, simulando la conmoción y los estremecimientos que acontecieron a la naturaleza al morir Jesucristo; la sonoridad cesaba repentinamente al reaparecer la luz trasladada por el tenebrario de detrás del altar, símbolo del resucitado.

Según recoge Juan Mabillon (1632-1707), la utilización de un objeto similar en la liturgia de Semana Santa aparece ya mencionada en un ordo del siglo VII. Desde entonces, el modelo no haría sino evolucionar, variando el número de velas desde siete, nueve, doce, veinticuatro y hasta treinta, configurándose para acoger quince desde, al menos, el año 1912. Además, a lo largo de este complejo proceso, y tal como ocurrió con otros elementos del mobiliario litúrgico, el tenebrario recibió la atención de los orfebres y carpinteros más afamados del momento, convirtiéndose en verdaderas obras de arte.

Las interpretaciones, respecto a su simbolismo, son divergentes: para unos, el triángulo en sí representa la muerte de Jesucristo en la cruz y, para otros, la Santísima Trinidad. Así, en la primera lectura, las quince velas representarían a los once apóstoles (Simón, Santiago el Mayor, Andrés, Juan, Felipe de Betsaida, Bartolomé, Tomás, Mateo, Santiago el Menor, Judas Tadeo y Simón el Cananeo), a las tres Marías (María de Cleofás, María Magdalena y María Salomé), es decir, quienes acompañaron a Jesús el día de la crucifixión, situando a la Virgen María en el vértice por ser la única que creyó en la Resurrección; la extinción gradual de las velas tiene que ver con la fe menguante de apóstoles y discípulos. Hay, incluso, quien modifica esta estructura concediendo a Cristo la vela más alta.

Deportes de playa en Raos para este verano

Una parcela municipal ubicada en el Puerto de Raos se habilitará este verano para el torneo Arena Tour Camargo impulsado por el Club de Balonmano Camargo, competición de balonmano playa valedera para el circuito nacional, y que podrá ser usada también en el futuro para otros deportes de playa.
Este lugar se habilitará  con arena a modo de playa artificial de tal manera que se podrá disponer de dos terrenos de juego, a los que se sumará la colocación de elementos temporales como una zona de vestuarios, duchas y aseos, y una zona de ocio y esparcimiento tanto para los deportistas como para los espectadores.

Con esta iniciativa se busca  dotar de atractivo a la zona costera de Camargo de cara a que pueda ser lugar de destino para turistas y visitantes.

Además, en el futuro esta parcela podrá ser utilizada para nuevas actividades deportivas de playa como el balonmano o voley playa y por ello se dotará a la zona de diversos elementos de manera estable para otras citas deportivas que se puedan disputar y a otras actividades de carácter lúdico hasta decidir potenciar aquellas que reciban una mejor respuesta por parte de los usuarios.

La zona ya ha sido sometida a trabajos de limpieza general y desbroce de la mayor parte de la maleza y ya se han realizado las acometidas para dotar a la parcela de los principales servicios como saneamiento, electricidad y agua potable.

La recuperación de esta parcela y su entorno para destinarlo a un uso relacionado con el ocio tiene como objetivo potenciar el turismo de costa en Camargo y complementar la oferta de actividades que se pueden desarrollar en el enclave cercano de Punta Parayas.

La máquina de coser, pieza destacada del METCAN

La pieza del mes de marzoes  la máquina de coser Singer que custodia el Museo Etnográfico de Cantabria en la sala dedicada a la producción doméstica textil.

Adentrándonos previamente en el contexto y en un mes que comienza dedicado a la mujer, se ha de destacar que la producción textil era una actividad casi exclusivamente femenina, de uso cotidiano que se llevaba a cabo en el ámbito doméstico de la casa, donde se confeccionaba un sinfín de prendas de vestir y de elementos para el hogar. Con esta tradición que las mujeres aprendían desde la infancia, transmitida de madres a hijas, no es de extrañar que la incorporación de la mujer al mundo laboral, se encuentre asociado principalmente a la manufactura y la industria textil.

Con la Revolución Industrial la producción textil pasa del ámbito doméstico al espacio fabril y  será en las fábricas textiles, dentro del sector de la confección, donde se comenzará a contar con las mujeres para el manejo de las máquinas de coser. El cambio que supuso incorporar este invento dentro de las fábricas de confección y la contratación de género femenino para realizar estos trabajos, con unos salarios muy inferiores a los del hombre, redujo personal y abarató considerablemente los costes de manufactura de las confecciones de tela en serie. Esto trajo consigo un mayor beneficio gracias al incremento de la producción en un tiempo considerablemente inferior. El invento de la máquina de coser a mediados del siglo XIX, supondrá una de las mayores transformaciones sociales, económicas, tecnológicas y culturales de nuestra historia.

Que la actividad textil en la sociedad preindustrial fuera tradicionalmente desarrollada por la mujer, hizo posible que, en una época en la que no estaba bien visto que trabajara fuera de casa, pudiera ejercer el oficio de costurera para ayudar en la economía familiar. El frecuente uso de la máquina de coser dentro de la vivienda, supuso un antes y un después para ellas, siendo una fuente potencial generadora de empleo.

Aunque se hace difícil concretar cuando se crea la primera máquina de coser, la marca Singer surge con el judío Isaac Merrit Singer, su fundador. Será en la Exposición de Londres de 1851, donde se presenta por primera vez una máquina de coser suya. Se trata de un modelo   inspirado y realizado a partir de las primeras máquinas que en ese momento ya habían sido creadas por el francés Thimonnier entre 1829 y 1830,  y más tarde, en 1834, por el estadounidense  Howe. La novedad de Singer, que estaba al tanto de los inventos anteriores, es la incorporación de una serie de modificaciones que se revelarían como muy importantes, centrándose principalmente en el mecanismo del movimiento de la aguja, haciendo que esta se moviera de arriba a abajo a través de un pedal y no con la manivela de forma manual.

La mentalidad empresarial de Singer, sabedor de la dificultad de vender a los “cabeza de familia” un artilugio caro para la confección de prendas que sus mujeres hacían ¿gratis¿ en casa, le llevó a difundir por Estados Unidos el método de venta a plazos y la figura del vendedor ambulante. El “compre ahora y pague después”, trajo para muchos hogares la posibilidad de incrementar sus ingresos con la máquina de coser.

A pesar de las ventas históricas que alcanzó la casa Singer al entrar en el siglo XX, en España, a finales del siglo XIX, la máquina de coser aún eran un artículo de lujo solo al alcance de las clases más privilegiadas. Su uso no se generalizará hasta los años 30 del siguiente siglo, época en la comenzarán a multiplicarse los talleres de costura. Con el estallido de la Guerra Civil y hasta pasada la mitad del siglo XX, se detiene la llegada de las máquinas de coser Singer y habrá que abastecerse de otras nuevas como Agfa o las españolas  Alfa, Sigma y Elna.

Desde la primera máquina de coser Singer, con el paso de los años han ido variando y evolucionando las características, calidades, materiales y los diferentes usos específicos.

La máquina de coser que se exhibe en el museo es la Singer Sphinx o también conocida por la Singer Memphis, modelo 27 vibrating shuttle, manufacturada en Inglaterra entre los años 1891 ¿ 1913. La Singer del museo concretamente, según su número de serie, fue fabricada entre enero y junio de 1900.

En cuanto a los elementos decorativos de la Singer, estamos ante la Sphinx axa Memphis: Egyptian, que sigue un patrón de motivos ornamentales con una esfinge alada también conocida comúnmente como modelo Memphis. Estas decoraciones son fáciles de encontrar en las populares máquinas de coser Singer modelo 27 y 15 principalmente. La ornamentación, claramente evoca el antiguo Egipto con una combinación de dibujos geométricos y vegetales entre los que podemos encontrar el nombre de la marca entrelazada con dichos adornos; en la parte superior lleva la inscrpción: The Singer Manufacturing Cº, Manufactured in Great Britain.